Mi breve historia

Parte de mi pequeña historia

Desde muy chico llevo conmigo las ganas de transmitir sensaciones con la cámara de fotos, usar esta herramienta para contar historias me pareció mágico. Por suerte mi padre me supo transmitir su amor a esta profesión. A el le debo ser apasionado por este arte de la fotografía. Estudie desde muy pequeño arte, al principio en modo de juego, pero de a poco incorporaba ideas de formas, colores y texturas. Luego en la adolescencia me inscribí en la carrera de técnico en artes visuales, esto fue formando mi forma de percibir las cosas, esta edad transcurrió entre pinceles, muestras y museos. Kandisky, Mondrian, Caravaggio…se mezclaban en una paleta de inagotables formas de expresión. Luego siguieron años de trabajo en agencias de publicidad y medios de comunicación, fui entrenando la composición, el manejo de los planos, las sugerencias de volúmenes, eran tiempos que tenia que compartir entre mi trabajo y mi carrera de diseñador gráfico.

Hoy agradecido a la vida que me da la oportunidad de expresarme a través de la fotografía, esto dejo de ser un trabajo, por que creo que cuando uno hace lo que les gusta apasionadamente y puede vivir de ello, el «trabajo» deja de serlo en si mismo para ser un goce. Tuve y tengo la suerte de poder capacitarme en fotografía, con los maestros que siempre soñé, de nivel nacional e internacional, y encima de esa fortuna hoy los puedo contar como mis grandes amigos.

Cada nuevo trabajo es una nueva historia para contar, es un nuevo desafio para entregar lo mejor de mí. Ojala pueda ayudarlos a contar su propia historia.

En la foto mi papá y yo! Con ocho años y jugando en el mundo de la imagen.Mi historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio
Ir arriba